En el día de ayer se publicó oficialmente una nueva versión Google Earth, la número 7. Si prestamos atención a la lista de cambios (changelog), podemos comprobar que la característica estrella de esta nueva versión es la inclusión de soporte para datos de imágenes 3D. Esta característica está sólo disponible para unas pocas ciudades, al menos de momento. Hasta ahora, la capa 3D se nutría de los aportes de particulares y de empresas que realizaban modelos tridimensionales de edificios empleando SketchUp o Building Maker. Tras pasar un filtro de selección por parte de Google, pasaban a formar parte de Google Earth. A partir de ahora, empresas dedicadas exclusivamente a GIS, escaneado 3D y a la realización de ortofotos tomarán el relevo. El protagonismo de la (activa) comunidad de usuarios queda defenestrado.

Google Earth 7

Vista general de Manhattan en Google Earth

Sobre el papel, parece que la profesionalización del proceso repercutirá en una mayor calidad de los contenidos. De momento, podemos ver que la sensación general que produce el conjunto es bastante convincente. Aunque si nos acercamos un poco, la calidad cae en picado. Supongo que esto se debe a que este tipo de recreaciones se han pensado para ser vistas a gran escala ya que en detalle son un despropósito. La buena notícia es que la tecnología ya está ahí: con el correr del tiempo se irá puliendo y refinando de tal forma que el 3D sea cada vez más fiel a la realidad. La mala notícia es que se pierden grandes recreaciones como la Basílica de San Pedro y la columnata de Bernini de Arrigo Silva. Un gran derrota para los amantes del buen geomodelado.

Enlaces relacionados

siguiente
anterior

Leave a Reply